CAAC. Perú 1422. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Argentina. http://www.arteceramico.org.ar · info@arteceramico.org.ar

domingo, 20 de mayo de 2012

Nota Salon Anual de Santa Fe


La comisión directiva del Centro Argentino de Arte Cerámico quiere hacer pública su preocupación tras leer el dictamen del Jurado de Selección del 89° Salón Anual de Mayo, publicado por el Museo Provincial de Bellas Artes “Rosa Galisteo de Rodríguez” en su página web (http://www.mpba.org.ar/temporal/2012/actas%20seleccion.pdf).
Podría esperarse que las presentaciones a un certamen de relevancia y larga trayectoria como éste —el que cuenta además con una recompensa económica nada desestimable—, superasen las dos docenas, cantidad de postulaciones en la sección “Cerámica”. Mas este número no es tan sorprendente al saber que las presentaciones en la sección “Arte-objeto” han sido sólo catorce más, y que las más cuantiosas secciones dedicadas a Pintura y Fotografía —que alcanzaron respectivamente las 146 y 136 unidades— aceptan dos producciones por envío, en tanto las previamente mencionadas sólo una. Así, poca diferencia acusa el porcentaje de presentaciones aceptadas en cada sección: 36 % en “Pintura”, 29% en “Fotografía”, 45% en “Arte-objeto” y 21% en “Cerámica”.
En tal contexto, estimamos inquietante —si no alarmante— que, tras un detenido análisis, un jurado integrado por profesionales destacados en áreas muy diversas —lo que, sin dudas, augura una pluralidad de concepciones y, entonces, un intercambio de criterios y un diálogo conciliador que permita llegar al acuerdo en sus resoluciones en tanto cuerpo colectivo— haya hecho notar en relación a la disciplina que nos compete que su evaluación del conjunto de los envíos reviste escaso nivel estético y conceptual y pocas propuestas pertinentes, motivos por los cuales sugiere pensar sobre la continuidad de la disciplina dentro del Salón o la inclusión dentro de la sección Arte-objeto.
A este último respecto, de atenderse tal sugerencia, esto redundaría sin duda en beneficio económico del Ministerio de Innovación y Cultura del Gobierno de Santa Fe, pero no solo privaría a los miembros de la comunidad cerámica de la posibilidad de aspirar a dos distinciones que darían fe de su desempeño sino también dejaría sin homenajear al artista Juan Ramón Lazzarini, cuyo nombre da entidad al Primer Premio que el Gobierno Provincial otorga en esta categoría.
Por otra parte, estimar la potencial supresión de la disciplina a partir de la actual presentación nos parece un criterio que habilita cuestionamientos diversos. Si las veinticuatro presentaciones recibidas constituyen el inventario de la realidad a partir de la cual el Jurado ha debido efectuar su evaluación, ellas no pueden pensarse representativas de la totalidad de la práctica; de allí que el actual conjunto no es muestrario suficiente a partir del cual postular ni siquiera hipotéticamente que las cualidades del próximo y las de los subsiguientes presentados a este Salón sean semejantes. Por otra parte, estimar viable la desaparición de la sección es desconocer la diversidad de criterios por los cuales otro jurado constituido por miembros con perspectivas tan diversas como igualmente válidas a las de éste podría expedirse respecto del conjunto actual con ponderaciones más conceptuosas. Al no tener quizás el Jurado posibilidad de expandir su dictamen dejando así explícitos los criterios a partir de los cuales ha evaluado escasos los niveles estético y conceptual de las presentaciones y pocas las propuestas pertinentes, el veredicto no resulta argumentativamente consolidado, especialmente teniendo en cuenta la imposibilidad del público de conocer el total de las presentaciones. El dictamen sería convenientemente explícito y fácil de comprender si en la actualidad existiese una norma a la cual las presentaciones deberían responder a la hora de postular a un Salón, tal como sucedía en tiempos en que nació este modo de puesta en circulación de la obra de arte. Precisamente porque tal institución ha mutado en el decurso de la Modernidad que la ha engendrado —ya por los cambios al interior de la práctica artística, ya por las diversas conceptualizaciones respecto de lo que cada tiempo entiende por el vocablo “arte”—, ha sido posible contemplar a su interior secciones que entienden “artísticas” a la fotografía, a la cerámica, al objeto —añádanse de igual modo el textil, la instalación, incluso el dibujo y el grabado—, todos haceres ajenos al concepto de “Bellas Artes”, y que requieren parámetros evaluativos indudablemente diversos de los que pueden solicitar una pintura o una escultura.
Eliminar la sección “Cerámica” del Salón Anual de Mayo, o incluso diluirla al interior de la destinada al “Arte-objeto” sería adherir a una lógica para la que “muerto el perro, muerta la rabia”. Nuestra institución y sus socios, otras compañeras de ruta como ACIA (Asociación Cerámica Internacional Argentina), eventos de características similares al que aquí observamos —como el Salón Nacional de Artes Visuales o nuestro Salón Anual Internacional de Cerámica—, y tantas otras circunstancias que atañen al hacer cerámico en la Argentina contemporánea parecen invocar una cita que bien operaría como contrarrefrán: “Los muertos que vos matáis gozan de buena salud”. Bogamos por que el Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe escuche de manera fehaciente la primera sugerencia del Jurado de este certamen —pensar sobre la continuidad de la disciplina dentro del Salónen pos de desestimar la segunda —su inclusión dentro de la sección “Arte-objeto”y de tal manera asegurar entonces a la comunidad cerámica la pervivencia de un espacio tan duramente ganado: la participación del hacer cerámico en condiciones de paridad en un evento atento a las prácticas artísticas contemporáneas. Y alcanzar los premios ofertados en virtud de las realidad efectiva de las prácticas. Es por eso que nos da mucho gusto saber que nuestra colega Graciela Olio, se ha alzado con el Premio mayor y la felicitamos calurosamente al respecto, así como lamentamos que se haya negado a los restantes aceptados ―nuevamente, sin conocer los criterios de estimación del Jurado de Premiación― el Premio Adquisición otorgado por el Ministerio de Innovación y Cultura. Vayan también nuestras felicitaciones a José Ignacio Pfaffer, quien fue distinguido con el premio Alianza Francesa por el conjunto de sus presentaciones.

1 comentario:

Cristina Aimaretti dijo...

Adhiero a la preocupación, quiero agregar que simplemente si algún jurado encuentra que no hay obras del perfil requerido para un determinado concurso , es libre de declararlo nulo, esto pasa todo el tiempo y no por ello vamos erradicando disciplinas. En cuanto a la cerámica , mi respeto es profundo, ya que no hay lugar del mundo donde el hombre no halla experimentado con ella desde el principio.